lunes, 20 de abril de 2009

Revista Arjé. Primer Número: contenido y descarga

Estimados/as, ya está pronto el primer número de la tercera época de la Revista Arjé, el cual podrán descargar gratuitamente (para leer de pantalla y/o imprimir)desde este link: http://www.box.net/shared/rmzucm7ysb o solicitando por mail (a pablorom@montevideo.com.uy - pabloromero7@gmail.com) su envío como archivo adjunto en un correo electrónico (y en caso de no tener un programa para leer archivos PDF, pueden descargar uno muy recomendable desde este link: http://www.box.net/shared/mpll7conkd
Por otra parte, les invitamos a colaborar en los próximos números de la Revista, tal como se indica en la editorial de este primer número.

Sumario

La democracia es un estado mental, por Pablo Romero, pág. 3

“El déficit democrático de una sociedad puede medirse tomando en cuenta el nivel de la argumentación que tienen sus debates públicos. Y este parámetro se pone particularmente a prueba en instancias de épocas electorales, como la que hemos comenzando por estos lados del mundo, en donde el pensamiento dogmático, cargado de adjetivos descalificadores que clausuran la posibilidad del diálogo, suele ir de la mano de actitudes demagógicas y populismos de ocasión.”

El jinete retardo-moderno, por Ricardo Viscardi, pág. 5

“Tal percepción nos plantea aquí que tenemos por delante una tarea, que es abrir el nudo positivista –y por lo tanto totalitario- anclado en la cultura uruguaya –particularmente en el aparato educativo- en razón del éxito que la modernidad tuvo entre nosotros. La versión batllista de la modernidad fue incluso paradigmática, en tanto se cumplió a partir de un artefacto político de Estado. Su impregnación en la memoria cultural del país genera una suerte de sobrevida espectral de la modernidad (…)”

La utopía tecnológica, por Nieves y Miro Fuenzalida, pág. 7

“Científicos, inventores y cognitivistas anuncian el arribo inminente del sujeto “pos humano” en el que ya no será posible distinguir significativamente entre el organismo biológico y el circuito informático en el que estará sumergido. Si cada individuo esta enchufado a una docena de aparatos digitales ubicados a unos pocos milímetros de la piel humana tenemos, entonces, que pensar este nuevo escenario como la expansión del yo más que como la interacción de computadoras.”

Estética del Derecho. La verdad jurídica no es ajena a la belleza, por Alfredo Fernández-Vicente, pág. 10

“Si bien el Derecho no necesita ser bello para ser justo, la fealdad, el desprecio de los valores estéticos, la falta de belleza, afecta la realización plena del valor justicia. Un Derecho justo pero que no respeta o que se intersecta o que impide la realización de otros valores, entre ellos la belleza, estará menos plenamente realizado, será menos Derecho.”

¿Sócrates se divierte? Una cuestión seria. (Acerca del pasaje de las etimologías del Crátilo de Platón), por Ximena Ocampos, pág. 11

“Mucho se ha discutido acerca de las intenciones de Platón en este pasaje y muchas veces se comprueba, no sin horror, como las posturas mas extraviadas pueden ser sostenidas de modo verosímil. Sin embargo, el largo pasaje difícilmente ofrezca posibilidades interpretativas que no lo subordinen a otra cosa que a una pesquisa filosófica, que si bien se desarrolla en el terreno del lenguaje nunca abandona la pretensión de trascenderlo.”

El poder y la pasión, por Carolina Villalba, pág. 13

“Muchas temáticas de películas eróticas han recreado situaciones de mucho voltaje, en el marco de esta dinámica de “hombres poderosos” y sus súbditos, lo cual nos muestra el gran nivel erótico del poder. Si pensamos en psicoanálisis, este también explica lo que sucede con el sexo y el poder. Por ej, el varón con arma erotiza, pues el arma en un símbolo fálico de gran impacto para nuestra psiquis.”

“In- potencia Sexual Masculina”: Entre la sexualidad femenina y las relaciones de poder, por Nancy Chenlo, pág. 15

“La sumatoria de estos factores es la que me lleva a proponer el concepto de in-potencia sexual masculina como la incapacidad o pre-capacidad, ya sea por ignorancia sexual o por desinterés particular, de favorecer y acompañar el placer femenino, fundada en las relaciones de poder históricamente establecidas.”

El ajedrez en la consulta psicológica, por Enrique Echegoyen, pág. 17

“Desde lo emocional y luego de cierto tiempo de tratamiento, según el diagnóstico se observa en algunos casos, un mejor control de los impulsos y mayor comprensión y respeto por los límites, a través de establecer un vínculo de respeto hacia el otro y también hacia sí mismo al poder resolver las situaciones que la estrategia del juego plantea.”

El derecho humano fundamental a la libertad religiosa, por Gabriel González, pág. 20

“Esto sucede cuando se confunde el principio de laicidad con la ideología laicista; presentando ésta, en definitiva, un desconocimiento de la realidad, pues se legisla de acuerdo a una visión parcializada, donde se excluye al fenómeno religioso del horizonte cultural; condenándolo a la indiferencia en el ámbito público, donde no tiene espacio, y relegándolo al ámbito privado”

El amorfo multiforme, por Fernando Gutiérrez, pág. 22

“Pese a todo lo anterior vemos a este monstruo erguirse sobre la faz del planeta con orgullo siempre creciente. ¿Cómo es posible que de tal indefensión originaria se yerga en medio de todos los seres vivos esta criatura como la más terrible amenaza y promesa? Volvamos a pensar en su cuerpo... Notamos en él dos características que nos dan la pista acerca de porqué ha sido ese el curso de los hechos.”

La locura como discurso de exclusión en la obra de Michel Foucault y la cuestión de la legitimación, por Lucía Rios, pág. 26

“Teniendo en cuenta que la legitimación mantiene un estrecho vinculo con la idea misma de discursos de exclusión, debido a que, si el discurso es información signada por los procedimientos de exclusión, serán estos a su vez los que al ser aplicados permitirán o propiciaran que los discursos en cuestión queden legitimados.”

Planteamiento de una paradoja y posible dirección de su conciliación, por Natalia C. Rugnitz, pág. 30

“Quisiéramos traer aquí una consideración que nos parece imprescindible llevar consigo al adentrarse en la esfera del oscuro y antiguo problema filosófico del “conócete a ti mismo”. Trátase de la siguiente: dentro de la idea que el hombre se forma de sí mismo, de su propia naturaleza y de la circunstancia de su vida, es necesario dar el debido lugar a lo que de bajo y amargo hay, inevitablemente, en ella y para ella.”

La idea, la identidad y la literatura latinoamericanas, por Marcia Collazo, pág. 33

“Este ensayo se ocupa de plantear algunas interrogantes. Primero: ¿Puede hablarse de un pensamiento latinoamericano como posibilidad de un discurso propio sobre el mundo? ¿Puede hablarse, desde igual punto de partida epistemológico, de una identidad y una literatura latinoamericanas? Y ante todo: ¿es lícito plantearse semejantes preguntas, que acarrean inevitablemente, la duda sobre nuestra propia existencia?”

Esa mujer, por Sofía Perotti, pág. 37

“Las palabras que preceden, para vuestra sorpresa o no, fueron declamadas por la Presidente Cristina Fernández el día 29 de enero de 2009, en el marco del anuncio de un plan canje de lavarropas y calefones para estimular el consumo interno. Palabras que dieron lugar a una serie de reflexiones en diversos medios acerca del posicionamiento realizado por la mandataria respecto de la cuestión de género.”

Expropiarse o morir, por Daniel López, pág. 39

“¿No es una inmensa argucia dialéctica subsumir una problemática como la de la prostitución, necesitada en sí misma, y de manera urgente, de un enfrentamiento serio por parte de nuestras instituciones, bajo la gran lacra de la violencia de género? ¿Soy el único que detecta aquí una flagrante metábasis eis alló genós? Espero que no ¿Alguien me puede subrayar qué es lo que convierte en algo intrínsecamente (respectividad estrictamente metafísica) violento y vejatorio el “comercio sexual”, por usar una fórmula no muy afortunada quizá, pero lo más neutra posible?”

Pornografía: mutilación y recombinación de la carne, por Ruben Campero, pág. 43

“Allí la actividad sexual se extingue en sí misma, porque solo por ella se justifica su exhibición. Alejada de cualquier contexto humanizado que explique su presencia, la piel es desnudada (desollada) de todo misterio, negándole la posibilidad de subjetivarse, y presentando al cuerpo como “carne” sin metáfora y sin símbolo, para justificar su explotación (particularmente hacia las mujeres).”

El tiempo y las preguntas sobre el tiempo, por Analía Lardone, pág. 46

“El tiempo es naturalmente irreversible, y frente a esto tenemos dos opciones. Entender al tiempo como un cuento cíclico con principio-nudo-fin-principio-nudo… el eterno devenir inalterable, o como un presente y una posibilidad de caminar hacia, barco del cual podemos ser nosotros los marinos cuyas experiencias conformen el mapa para llegar a puerto. No sé, ¿a quién llevaría conmigo en el barco? Me entusiasma pensar así.”